Antes o después

Título

Esta estrategia se apoya en el orden de los acontecimientos, sirviéndose de párrafos completos del libro leído, que los chicos deberán ordenar según su aparición en la obra.

Nos parece adecuado el título porque responde a la acción del juego.

Participantes

Si el libro que se escoge es muy sencillo puede realizarse con niños de poca edad —siempre que sepan leer en solitario—. Para llevarla a cabo con chicas y chicos mayores, el libro tendrá que ser de un nivel un poco más elevado.

El número de participantes dependerá de la edad de estos. Quince puede ser un número ideal y treinta el máximo que se puede aceptar.

Objetivos

— Ejercitar la atención en la lectura.

— Valorar el orden y el ritmo.

— Educar la colaboración entre compañeros.

— Dar importancia a las cuestiones que aparecen en la obra.

Persona responsable

Ha de ser un animador que sepa dominar la situación, para que el juego no se convierta en un alboroto. Ha de conocer profundamente el libro y preparar la estrategia detenidamente.

Material o medios necesarios

Se deben tener tantos ejemplares del libro como sean necesarios para que puedan leerlo todos los chicos que quieran participar. Siempre es aconsejable, al menos, uno para cada dos, a fin de que puedan leerlo en quince días.

Otro material indispensable serán las fichas o cartas: en cada una se habrá escrito un párrafo del libro. Debe haber una ficha para cada participante.

Realización

Todos los chicos se colocan en torno al animador.

1. En primer lugar, el animador entrega una carta o ficha a cada participante, procurando haberlas barajado bien para que se altere el orden de los párrafos que contienen. Los chicos no deben leerlas hasta que todos los jugadores tengan su carta.

2. Entonces se les conceden cinco minutos para que las lean en silencio.

3. Cuando cada chico sabe lo que está escrito en su carta, el animador indica al primero de la fila que lea en voz alta el párrafo que le ha correspondido.

A continuación lee su carta el chico que está a su lado. Si el pasaje que describe esta carta sucede en el libro antes que el del compañero que ha leído anteriormente, este debe cederle el puesto y colocarse segundo.

Lee el tercero, y debe decir si el texto que ha leído ocurre antes después que el de sus compañeros. Si es anterior, estos deben desplazarse y dejarle el primer sitio. Si ocurre después, no deben moverse. Si la escena es anterior a una  y posterior a otra, deben dejarle un lugar intermedio y proseguir la animación, hasta que todos hayan leído los párrafos y los chicos estén en el orden que ellos creen correcto.

4. Cuando todos estén convencidos, el animador pide silencio, les hace leer de nuevo las cartas y aún les puede dar una oportunidad de cambiarse de sitio. Es entonces cuando debe decir si el orden es correcto o no. Antes deberá callar y dejar que los chicos recompongan el libro según su criterio.

Cuando se ha aclarado el orden de todos los párrafos, cada cual lee en voz alta su ficha para evocar y rehacer la lectura del libro.

Tiempo necesario

El que exija el juego. Si todos los chicos leen con destreza y ordenan fácilmente los hechos, puede terminarse en cuarenta minutos. Si no, puede prolongarse algo más.

Interés o dificultad

Si los participantes han leído con atención el libro, no faltará el interés. Lo acrecentará el hecho de tener que correr puestos y colocarse en el lugar adecuado.

La dificultad puede estar en la falta de memoria, o poca retención de los hechos, por parte de algún chico. Y también porque, ante el cambio de puestos, se alboroten demasiado. Esto puede evitarlo el animador valiéndose de su autoridad.

Análisis de la sesión

Debe realizarlo seriamente el animador, cuando la sesión haya terminado. Esta estrategia se le puede ir de las manos, porque el movimiento puede hacer perder la atención que deben al texto. Analice también si los párrafos han sido bien seleccionados o han resultado demasiado fáciles o, por el contrario, excesivamente difíciles y oscuros.

Montserrat Sarto Canet
Del libro Animación a la lectura con nuevas estrategias,
SM, Madrid, 1998 (estrategia n.º 12)

Sección coordinada por Alicia Muñoz, Estel,
con Quica Ripoll, secretaria de Estel